LA DIETA DEL AGUA PARA BAJAR DE PESO



La dieta del agua es famosa porque te ayudará a lucir mejor además de bajar esos kilitos de más, ya que, como seguro ya te imaginarás, esta dieta implica tomar mucha más agua, lo que te mantendrá más llena y más hidratada.

Beneficios de esta dieta

Tu piel lucirá más radiante
Bajarás de peso sin hacer demasiado esfuerzo
Ayuda a reducir el estreñimiento
Disminuye los dolores de cabeza
Controla más la sensación de hambre

¿En qué consiste la dieta del agua?

No, no se trata de sólo tomar agua por pocos días. Es obvio que si sólo tomas agua vas a bajar de peso porque no estarás consumiendo ninguna caloría y te podrías desnutrir fácilmente. El chiste de la dieta es aumentar el consumo de agua para controlar el hambre (muchas veces la sed se confunde con hambre), dar al cuerpo una sensación de estar llenas y mantenerte hidratada correctamente.

OJO: Es normal que vayas mucho más seguido al baño porque tu cuerpo no está acostumbrado, pero valdrá la pena.

A pesar de que es una dieta fácil de seguir, los resultados no se verán inmediatamente. Tendrás que esperar mínimo dos semanas para realmente ver los beneficios.

Menú de la dieta del agua

En la mañana

Justo al despertar, toma un vaso grande de agua para recuperar el agua que tu cuerpo perdió durante la noche al transpirar y sudar. Agrega una rodaja de limón o el jugo de medio limón para dar más sabor.

Desayuno

Antes de desayunar toma un vaso de agua junto con un desayuno completo, bajo en grasas saturadas y azúcares. El agua ayudará a darte saciedad por más tiempo.

Primera colación

En vez de consumir una fruta entera, toma un jugo de tu fruta favorita. Procura que sea natural y recién hecho para aprovechar los nutrimentos de la fruta. Al no consumir la fruta entera evitarás ponerle miel, granola y otros alimentos que pueden hacer que subas de peso.

Comida

Toma un vaso de agua 15 minutos antes de empezar tu comida. El primer platillo que consumas debe ser una sopa de lo que más quieras (procura echarle verduras frescas para hacerla más saludable) y después consume tu plato fuerte, verás que te llenarás casi al instante.

Segunda colación

Consume verduras frescas con mucha agua como el pepino. Por supuesto acompáñalas con más agua simple.

Cena

Toma tu vaso de agua antes de la cena como en todas las comidas principales y acompaña tu cena con un vaso de leche light o de almendras sin azúcar.

Antes de dormir

Toma un vaso pequeño de agua. Ten cuidado, al principio que no estás tan acostumbrada a la dieta puedes levantarte en la madrugada a hacer pipí y afectar tu sueño. Por eso procura ir al baño antes de dormir y tomar sólo un vaso pequeño de agua.